Puerto Maya en bicicleta

A los amantes de la bicicleta de montaña de seguro les encantará este divertido recorrido, cuenta con bellísimos paisajes y una dificultad media.A continuación relato brevemente el recorrido que hicimos un grupo de amigos y yo, en bicicleta, desde mi casa hasta la hermosa playa llamada Puerto Maya.Partimos temprano desde mi casa en San Antonio de los Altos, con la idea de llegar al final de la tarde a la Colonia Tovar. Siguiendo la vía de San Pedro de Los Altos, desviándonos hacia el Parque Nacional Macarao para llegar al Jarillo por el Embalse de Agua Fría. Ninguno de nosotros había hecho un viaje en bicicleta de más de un día, algunos problemas comenzaron a hacerse evidentes: tripas pinchadas, locos por la carretera, etc. Seguidamente llegamos a un lugar muy bonito: el Embalse de Agua fría. Luego de un descanso y un cambio de tripa, llegamos al Jarrillo y tomamos el desvío que lleva a la Colonia Tovar.Luego de estar en la Colonia Tovar tomamos la carretera que dirige hacia La Victoria, vía el pico Codazzi. Al pasar una pequeña estación de servicio se encuentra una entrada a la derecha que lleva hacia una carretera de cemento, ésta tiene una pendiente notable. Luego de subir unos minutos, la carretera de concreto se acaba y comienza la tierra. Primero hay una fuerte bajada, este tramo es difícil debido a que hay muchísimas piedras en la carretera, los brazos y las manos se cansan muy rápido. Después de un buen rato de bajada se llega a un cruce donde se encuentra un rió, se cruza hacia la derecha para ir hacia Puerto Maya. Luego el camino se hace un poco mas difícil, hay subidas y bajadas hasta llegar a una parte donde hay una subida relativamente larga y muy expuesta al sol. Superada ésta, el camino se hace fácil y lo que queda es prácticamente bajada hasta el pueblo, el cual se ve mientras uno se la acerca por la gran carretera de tierra. ¡Y al llegar un buen baño en la playa!< /p>Al regreso, uno de mis compañeros, con problemas en una rodilla, tomó el bus que sale de Pto. Maya hasta Pto. Cruz. A mi me tocó pedir cola en un peñero ya que ¡no cabíamos en el bus!. En Pto. Cruz contratamos un camión y subimos hasta el arco de la Colonia Tovar y desde ahí pedaleamos hasta mi casa. Al llegar todos montamos una cena en la que comimos hasta no poder más.Algunos detalles que hay que tomar en cuenta al realizar esta salida son: no hay muchas tomas de agua en el camino así que hay que llevar suficiente agua (¡al menos 2 litros por persona!), llevar lubricante para cadenas y eslabones de repuesto, aparte de una herramienta para reparar cadenas y, muy importante, unos tacos de freno de repuesto.Daniel A. Macedo P.
Share: