Alfredo Jahn

Nació en Caracas el 8 de octubre de 1867. Recibió su primera educación en esta ciudad. En 1876 fue enviado por sus padres a Hannover, Alemania, donde ingresó al Liceo Municipal. Posteriormente lo trasladaron al famoso Gimnasio de Torgau, Provincia de Sajonia, bajo la tutela de un tío que para ese entonces se desempeñaba como Comandante de Artillería de aquella antigua fortaleza. Con la suficiencia allí alcanzada pasó a Berlín en 1882 y posteriormente a la Escuela de Ingeniería de Hannover. A su regreso a Caracas por asuntos familiares continuó sus estudios en la Universidad de Caracas, donde se especializó además en las Ciencias Naturales bajo la experta dirección del Profesor Adolf Ernst. Terminados sus estudios ingresa como ingeniero auxiliar en el Ferrocarril Central a fines de 1886, y al año siguiente al Gran Ferrocarril de Venezuela participando en su diseño y construcción. En 1892 es nombrado Jefe de la Sección de los Estados Aragua y Carabobo, cargo que desempeñó hasta el año 1904. Durante esta época y utilizando sus dias de asueto realizó un extenso trabajo de nivelación trigonométrica de las principales alturas de la Cordillera de la Costa, así como un estudio completo topográfico y limnológico del lago de Valencia y de su cuenca. En 1906 desempeñó la dirección técnica del ferrocarril Caracas-La Guaira, y en enero de 1909 es nombrado Director de la Sala Técnica del Ministerio de Obras Publicas y posteriormente Inspector Técnico de los Ferrocarriles de Venezuela. En 1910 el Ministerio lo designó Ingeniero Jefe de la Comisión Científica Exploradora del Occidente de Venezuela que realizó hasta abril de 1912 una minuciosa exploración geográfica, geológica, botánica y etnológica de todo el Occidente del país, desde Valencia a la frontera con Colombia. Realizó también otras importantes obras de ingeniería como fueron la Planta Hidroeléctrica de Mamo (1907-1908); la Central Azucarera "Sucre" en Bobures, Edo. Zulia; la carretera Trasandina en el estado Mérida (1921-1923);la carretera Caracas-Colonia Tovar en su primer tramo Catia-El Junquito(1937-1939). Entretanto continuó realizando una amplia labor como geógrafo, historiador, botánico, geólogo, etnógrafo y arqueólogo. Desarrolló una serie de exploraciones que lo llevaron a todos los confines del país. Representó a Venezuela en varias conferencias y convenciones internacionales. El fruto de toda esta actividad lo concretó en 41 obras publicadas entre libros y folletos científicos, y en 52 artículos para periódicos y revistas. Dictó numerosas conferencias y discursos, especialmente en las numerosas asociaciones a las que perteneció. En referencia a la Colonia Tovar tuvo una especial actuación ya que hizo contacto con su gente desde el año 1890 visitándola en numerosas ocasiones, y a partir de 1909 cuando adquiere la hacienda de café vecina conocida como El Limón este contacto se hace permanente. Realiza trabajos conjuntos con la gente de la Colonia. En 1916 junto con Eduardo Röhl logra que el Gobierno alemán contribuya para construir la Escuela en colaboración con el Gobierno nacional y con los colonos que aportaron la mano de obra. Posteriormente formó parte de la Junta de Dirección y Fomento de la Colonia la cual junto con los herederos de los Tovar dirigía los asuntos internos. Junto con su hijo Gustavo, quien administraba la hacienda "El Limón" y con los colonos, construyó una línea telefónica que permitía comunicarse a la Colonia con La Victoria y Caracas así como con la hacienda. También instalaron en el río Tuy una pequeña turbina hidroeléctrica con la cual instalaron por primera vez la luz eléctrica en el pueblo. Fue el Dr. Alfredo Jahn el primer historiador de la Colonia. Llegó a publicar dos cuadernos los cuales llamó: Documentos para la historia de la Colonia Tovar. Su intención era la de completar la historia pero su muerte, acaecida en Caracas el 12 de junio de 1940, lo impidió.
Share: